La Selección Mexicana de Rugby, recibe a su similar de Islas Caimán, en la semifinal regional clasificatoria para el Mundial de Japón 2019, en el papel, será el adversario más complicado, un duelo clásico en el que México se impuso el año pasado como visitante.

El presidente de la Federación Mexicana de Rugby, Francisco Echeguren, adelantó que, en caso de conseguir el triunfo, la escuadra reptil será anfitriona de la final, en Dos Ríos, Huixquilucan, Estado de México.

El conjunto dirigido por Rubén Duque, está concentrado en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, tiene programadas dos sesiones físicas en el Ajusco y cierran con entrenamiento táctico en Villa Olímpica.

Alejandro Chávez y Gonzalo Pons, lucen seguros de México desarrollará su mejor nivel, para superar al conjunto isleño y dar un paso contundente para el anhelado mundial.

Las instalaciones de la UNAM y el campo de la Universidad Iberoamericana, no se encuentran listas para albergar un juego de rugby, por lo que las Serpientes cambian de escenario para entrenar y competir.

REPORTERO
César Santiesteban