Tuvieron que pasar 1082 partidos para que expulsaran por primera vez a Lebron James.
Fitzgerard el árbitro del partido entre Cavaliers de Cleveland y Miami Heat expulsó a Lebron a tan sólo 1:59 segundos de que terminara el partido.
El árbitro dijo que Lebron reaccionó muy agresivamente diciendo groserías y hasta lanzando un puñetazo al aire mientras que Lebron dice que simplemente expresó su frustración al no marcar la falta. Pero veamos que opinan ustedes.
Esperemos que el rey Lebron no se quiera convertir en un Don Nelson quién tiene el record de mayor número de expulsiones en la NBA con 79. Lebrón siempre tan positivo compartió este mensaje en instagram disfrutando del triunfo de su equipo.
Siempre hay una primera vez y esta será una mancha en su carrera.