Después de estar algunos años en Cincinnati, Daniel Jiménez llegó con los Marineros de Ensenada para ser pieza fundamental en el campeonato de la Liga Norte; ahí Victor Bojórquez, manager escarlata, sabía que sería momento de dar el próximo salto, llevarlo a la Liga Invernal Mexicana con el equipo importante, los Diablos Rojos del México.

Mexicano por su madre, Jiménez nació en Venezuela, trae en la sangre y tatuado en la piel desde su infancia el beisbol y conoce de la responsabilidad de llegar a esta institución y ganarse un lugar a punta de palazos donde la competencia, sin duda alguna, es apretada, turno a turno, juego a juego.

Hasta el momento ha tenido una actuación sobresaliente, así mismo se perfila para ser un hombre importante de cara a la recta final de esta LIM que se ha convertido en uno de los torneos más importantes para el impulso de los talentos jóvenes.

REPORTERO
Jesús Rodríguez