Es una pena que Carlos Vela apague su carrera yendo a jugar al fútbol de los Estados Unidos con tan solo 28 años de edad, es porque ello que te presentamos cinco razones por las cuales Vela se quedo en la promesa que nunca se convirtió en realidad.

5.- En el 2011, cuando Vela era jugador de uno de los equipos más grandes de Europa, el Arsenal, tenia un gran futuro en el conjunto londinense pero el no querer aprender hablar en inglés lo llevó a firmar con la Real Sociedad e irse a un país donde el idioma no fuera una barrera, si Vela hubiera tenido más ambición hubiera llegado lejos con los Gunners.

4.- “El Bombardero” no quiso disputar los Juegos Olímpicos de Londres por motivos personales, en esa edición de los Olímpicos el “Tri” conquistó la medalla de oro y Vela perdió una gran oportunidad de mostrar su talento en uno de los eventos más importantes del planeta.

3.- El conformismo lo llevó a estancarse y en no convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo, tras la gran temporada 2012-2013 de la Real Sociedad donde alcanzó una clasificación histórica al ubicarse en cuarto lugar de la general y avanzar a la fase de grupos de la Liga de Campeones, Vela y Antonie Griezmann eran las figuras del equipo, pero el mexicano siempre solía estar por encima del francés, en aquel año el Atlético de Madrid tenía en la mira a los dos pero solo iban a fichar a uno, al final Diego Simeone se decidió por Griezmann debido a la mejor actitud y compromiso del galo con el futbol a pesar de que en ese momento Vela era más explosivo que Griezmann.

2.- El sueño de todo futbolista es poder jugar una Copa del Mundo pero para Carlos Vela no fue del todo ya que rechazó jugar el Mundial de Brasil 2014, tras las insistentes convocatorias y plegarías de técnicos y directivos mexicanos en ese año Vela prefirió quedarse en San Sebastián y ver el mundial desde la comodidad de su casa, la Copa del Mundo es la mejor vitrina de los futbolistas, si Vela la hubiera jugado quizá con su talento hubiera llegado a un equipo más grande en Europa.

1.- A Carlos Vela nunca le apasionó el fútbol, en repetidas entrevistas el jugador aclaró que el balompié no le interesaba mucho y que nunca le provocó emoción decir si es de un equipo o de otro, al momento de jugar lo disfruta pero una vez terminado el partido no quiere saber más de futbol. Fichar por un equipo de la MLS en su plenitud como jugador profesional es su mayor pecado en términos deportivos, unirse a un plantel que es nuevo y que ni siquiera tiene jugadores confirmados siendo Vela el primer futbolista del plantel nos pone en cuestión su rendimiento deportivo a un año de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

REPORTERO
Aldo Medina